BREVES COMENTARIOS

ÁRBOL DE PALO SANTO

 El árbol de Palo Santo (Bursera Graveolens)  es originario de Sudamérica, sobre todo del Perú. Pertenece a la familia de la Burseráceas (la cual es la misma del incienso). Al finalizar ya su ciclo de vida los árboles“mueren” de forma natural. Y es ahí recién cuando el producto de palo santo es utilizable. Para proteger la especie existe, actualmente un programa de re-forestación a nivel nacional de parte del gobierno peruano para mantener viva nuestra especie. Lo mejor de todo es que la madera del árbol recién cortado no tiene ninguna propiedad; solo cuando recién ha caído el árbol se inicia un proceso químico de transformación natural que dura entre 7 y 10 años. Después de ese tiempo  recién adquiere las características que lo diferencia en cuanto se refiere al aroma y sus propiedades curativas tan características.  Lo cual se puede sentir aun sin haberlo encendido.

SEMILLAS DE PALO SANTO                                                                                         El Palo Santo tiene unas  semillas de tamaño pequeño llegando a tener a lo mucho un diámetro de 15 mm.  aproximadamente de un tono rojizo hacia los lados y un color  marrón por la parte central además tiene unas ranuras de color negro parecidas a un ojo. El procesamiento para su siembra es sencillo; se extraen de la fruta mientras se sienta que aún están húmedas, enseguida se colocan en un recipiente húmedo hasta que salga el retoño, luego de unos días se comienza a observar el crecimiento, después de lo cual se traslada al lugar donde va a ser sembrado.Según la historia se conoce que estas semillas eran usadas por los pueblos originarios de Perú, Paraguay y Ecuador, para elaborar distintos collares zarcillos y alhajas, que pintaban de múltiples colores, con el objeto de darle colorido a todas las ceremonias de las tribus. No se ha comprobado  que dichas semillas  tengan propiedades medicinales.

INCIENSO DE PALO SANTO                                                                                    El incienso de Palo Santo tiene un aroma sorprendentemente fuerte y dulce. Al ser quemado, se siente dicho  aroma dulce y fuerte y al dispersarse el humo dicha acción limpia y purifica el ambiente contra los malos espíritus y energías negativas sintiéndose además un relajamiento que nos otorga un clima de agradable calma y paz espiritual. Las propiedades del incienso de Palo Santo se relacionan con sus poderes curativos. Asimismo se considera que tiene influencia en emociones y sentimientos de quienes disfrutan dicho aroma. Es considerado como un elemento sagrado. De acuerdo con los especialistas, el Palo Santo muere de forma natural y recién transcurridos tres años, logra manifestar algunos de sus atributos.                              En el caso del incienso de Palo Santo solo es necesario colocarlos cerca de la nariz para que pueda liberar tensiones y energías.

                               ACEITE DE PALO SANTO  

 El Aceite de Palo Santo es un aceite esencial el cual se obtiene mediante destilación al vapor del agua con la madera del árbol. 

Este aceite esencial es rico en limoneno componente propio del Palo Santo llamado terpeno el cual es un antioxidante, antibacteriano y antiséptico natural. Su aroma es efectivo para combatir el estrés y cansancio.

Entre los diversos beneficios y propiedades que nos aporta el aceite de palo santo podemos destacar.

·   Repelente de mosquitos:

·   Relajante: 

·   Antidepresivo. 

·   Dolores articulares.

   ·   Para alergias.

   ·   Estimulante emocional: 

     También es utilizado como:

·    Antidiurético.

·    Descongestionante.

·    Antiséptico.